Heliotropos en cautiverio

cassini.jpg   saturn-earth-browse.jpg  hexagono_saturno.jpg

saturno.jpg  jupiter.jpg  gaia.jpg

1) Anillos de Saturno y la división de Cassini.

2) La Tierra vista desde las “cercanías” de Saturno.

(http://www.astrofotos.com.es/2006/11/la-tierra-un-punto-azul-solitario.html)

3)  Formación hexagonal en el polo de Saturno.

4) El protagonista en su esplendor.

5) Otro hermoso gigante llamado Jupiter.

6) Tu hogar y el de millones de inteligencias.Un semillero cósmico.

—————

Heliotropos en cautiverio,humanos en cautiverio,pajaros en jaulas…Todos poseen su propio ritmo por muy encerrados que se encuentren.

Si el ser humano se encontrara en fase con la madre Tierra nada de lo que hoy

acontece sería posible.

En eso estamos.Es un proceso.

A veces hay que saltarse las reglas para que estas tengan sentido.

No olvidemos que el ritmo llega a todo, por muy encerrado que se encuentre

y esto es así porque básicamente cada particula lleva el pulso del universo

en si misma y vive en su propia frecuencia dentro de este.

Su propio pulso también es un universo.

——-

Todas las sombras del universo son incapaces de apagar la luz de una pequeña vela.

D.T.Suzuki

————–

HELIOTROPOS EN CAUTIVERIO

El hecho de que los relojes circadianos (el oscilador construido en el genoma de cada cédula) expresen el tiempo a pesar de estar expuestos a un medio ambiente constante, es conocido desde hace más de 250 años. En 1729, el astrónomo francés Jean Jacques d’Ortous de Mairan observó que heliotropos encerrados en un armario oscuro seguían presentando el ritmo de 24 horas en el movimiento de sus hojas a pesar de haber desaparecido la señal ambiental que aparentemente lo inducía. La conclusión de de Mairan fue que existía un reloj interior que regulaba la conducta del vegetal. Cien años más tarde se demostró que bajo condiciones de constancia del medio ambiente luminoso las hojas del heliotropo no se abren exactamente cada veinticuatro horas sino que muestran un período de aproximadamente veintitrés horas (free-running del ritmo, es decir, oscilación según su ritmo propio, sin sincronización externa). Esta es la base para llamar circadianos a estos ritmos: en condiciones de constancia ambiental muestran un período de “circa-24 horas”, no de 24 horas exactas.

El experimento de de Mairan fue adaptado al hombre mediante el diseño de cámaras ambientales donde todas las señales periódicas (luz a través de ventanas, relojes, radio, TV) habían sido eliminadas. También se obtuvo información de interés del estudio de los ritmos biológicos en espeleólogos aislados en cuevas durante largos períodos. Un experimento típico en cámara de aislamiento consiste en dar al individuo durante los primeros días información temporal normal, que luego se interrumpe permitiendo que en adelante el sujeto seleccione su propio ritmo de actividad. En estas condiciones la actividad sigue siendo rítmica y es autoevaluada como normal. Sin embargolos ritmos circadianos (temperatura corporal, vigilia-sueño, la concentración de diversas hormonas plasmáticas) comienzan a mostrar un período de aproximadamente veinticinco horas. Así, por ejemplo, el comienzo del sueño se retrasa, con respecto al mundo exterior, en aproximadamente una hora por día, y lo mismo ocurre con las otras funciones rítmicas tabuladas. Es de destacar que aunque el sistema circadiano está en condiciones de free-running la relación temporal entre los distintos ritmos biológicos se conserva: los parámetros fisiológicos y de conducta que se dan durante el “día subjetivo” del individuo en condiciones de constancia ambiental muestran una relación normal con aquellos de la “noche subjetiva”. La única modificación observada en estas circunstancias es que esta actividad rítmica ha dejado de ser sincrónica con la rotación de la Tierra.

Fuente:

http://www.cienciahoy.org.ar/hoy01/heliotropos.htm

Anuncios